domingo, 8 de junio de 2008

Aburrimiento en el alma

Hoy estoy de esa manera. Un ser querido se está despidiendo. Estoy en ese momento en el que se agolpan los recuerdos y la vida te demuestra lo corta que es y lo deprisa que pasa. Todo parece que fué ayer...y sin embargo han pasado muchos "golpe a golpe y verso a verso".

Es difícil describir un sentimiento, por todos conocido pero que siempre aparece como nuevo y único. "Cuando un amigo se va...algo se parte en el alma " Pero necesitamos un alma entera cada momento, cada día, y confieso que la reconstrucción cada vez me cuesta más.

Hoy está gris el cielo, hoy también está gris mi corazón; sin embargo, parece que no se quiere ir sin despedirse. Ha salido del coma y dice cosas como: "hijos, es más fácil morirse que nacer".

Están todos contentos al verla tan relajada, no creian que tendrían la oportunidad de despedirse y lo están haciendo. No sé si durará la bonanza pues está realmente grave pero siempre es un consuelo.

Lo cierto es que vamos dejando cosas atrás y poco a poco nos vemos en "primera linea de playa". Me voy notando descabezada, sin techo, sin cobijo...con más detrás que delante y no me gusta esta sensación.

Somos una familia muy grande pero hemos mantenido una estrecha relación ya que mis abuelos vivieron bastante y nos han servido de nexo. Hemos compartido muchos momentos felices y algunos difíciles y tristes.

Ya nos hemos despedido de algunas, bastantes personas a las que queríamos y forman parte de nuestra vida. Siempre estarán en nuestro corazón, por lo que no han muerto ya que mientras estén en la memoria, existirán.

2 comentarios:

La Solateras dijo...

Siento lo de la tía Lola; sé que nunca es buen momento para estas cosas, sin embargo ella ha tenido una vida larga, plena y feliz en términos generales, aunque naturalmente también ha tenido mazazos como lo de tu madre. Esto es así.

Lo de que nos vamos quedando en primera línea de playa es cierto. A tí se te faltó muy pronto tu madre, cuando ni siquiera estaba en primera línea de playa. Y es que lo de las líneas no siempre se respeta, algunos se saltan incluso dos líneas y se van mucho antes de que les toque.

Ánimo y besos.

ALMU dijo...

Siempre son dificiles las despedidas y mas cuando es para siempre, aunque el recuerdo perdure.
No sabia lo de tu tia Lola, y lo siento de veras.
Cuando he empezado a leer tu blog, no tenia idea de quien podia tratarse, al fin la solateras me ha sacado de dudas.
Aunque no sabemos en que linea de playa estamos porque seria mucho pedir,lo natural es que todavia no la saltemos y tengamos que despedir a otros seres queridos que esten por la edad,antes que nosotras.
Tu te despedistes muy muy joven de tu madre ( ella se salto varias lineas), quizas lo mas duro sin duda alguna.
Ahora tenemos que hacernos a la idea de que vendran otros y otros, pero... aunque uno se haga a la idea, llegando el momento es igual de doloroso.
!!!!Animo!!!.
Muchos besitos